5 Cosas Que Debes Hacer Si Tienes Un Fuego En El Labio


Cuando aparece un fuego en el labio es porque estás infectada con herpes. Si aparece en la boca se le llama herpes oral, y si aparece en los genitales, herpes genital.

El fuego es producido por el virus del herpes simple y es una infección de tipo viral de la piel o la mucosa.

No existe forma de prevenirlo, por lo que no es aconsejable que compartas con frecuencia utensilios sin que estén bien lavados, como tenedores, vasos, etc.

Causas y síntomas del fuego en el labio

  • Pueden ser muchas, pero las más importantes son el estrés, el cansancio, la ingesta frecuente de alcohol, exposiciones prolongadas a los rayos solares, calor en general, procesos febriles y defensas bajas.
  • Una vez que el virus entra en tu cuerpo nunca más desaparecerá, permanece en estado latente hasta que alguno de los procesos descritos antes vuelva a activarlo.
  • Este microorganismo se queda en los ganglios nerviosos alrededor de la médula espinal, y cuando algo lo activa, viaja desde las terminaciones nerviosas de los ganglios hacia la piel, donde brotará la infección https://es.wikipedia.org/wiki/Tinea_capitis.
  • Sentirás una sensación de ardor en los labios, como si estuvieras quemándote (de allí el nombre de fuego). Luego de 24 horas aparecen vesículas o ampollitas que se ven agrupadas como en un racimo.
  • Luego estas ampollas se rompen, puedes sentir bastante dolor, y se forman costras amarillentas que se caen con el transcurso del tiempo. Si el brote ha sido muy agresivo, quizá te queden cicatrices.

Tratamiento para el fuego en el labio

A continuación te presentamos 5 cosas que debes poner en práctica para contrarrestar los efectos dolorosos del herpes.

1. Pon a hervir en un litro de agua un puñado de hojas y flores de manzanilla. Al enfriar, lavarás con esta infusión las heridas, y te colocarás compresas.

La manzanilla libera una sustancia, la camomila, que tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

2. En un litro de agua pon una mezcla de romero, pino y tomillo y deja hervir por 10 minutos. Esta infusión es para beberse, lo cual harás 3 veces al día, pues acelera la evolución de la infección, y se curará más pronto.

3. Corta un trozo de un cristal de sábila y lávalo muy bien. Puedes frotarlo directamente sobre las lesiones (ten cortados varios pequeñitos, pues lo ideal es que luego de que lo apliques lo botes).

Como sabes, la sábila contiene sustancias y propiedades extraordinarias para la cicatrización de la piel, además de antiinflamatorias. La piel se te regenerará mucho más rápido.

4. Bebe más jugos de frutas. Los zumos de uvas, peras y manzanas son especialmente ricos en taninos, y poseen propiedades antivirales.

Es recomendable que los consumas mientras tienes el herpes pues sanará más rápido. Y además tiene el plus de que su ingesta frecuente reduce de manera drástica las probabilidades de futuros brotes.

5. Si sientes mucho dolor o molestias, lo mejor es que pongas cubitos de hielo en una bolsa plástica y la envuelvas con una toalla, y la apliques sobre el fuego en el labio. El frío alivia los síntomas del herpes y ayuda a detener su crecimiento.

Rate this post